Sostenibilidad a Medida, una empresa rara

Recuperamos el hilo de la charla para los alumnos de ESIC en la que participamos, con objeto de mostrar, de una forma amena, parte de la filosofía que hay detrás del proyecto SOSTENIBILIDAD A MEDIDA.

Sabemos que con frecuencia parece que seamos una empresa rara, pero no puede ser de otro modo si lo que hay detrás son personas que a su vez son emprededores raros. Explicamos por qué.

¿Soy un emprendedor raro?

Si, algo así pensaba hace ya unos meses, antes justo de conocer la figura del emprendedor social. Y es que en lugar de emprender para “dar el pelotazo” mi inquietud era emprender para conseguir realizar un trabajo que ayudara a mejorar el mundo. En mi caso, y siendo Ambientólogo (también lo de raro me lo han dicho muchas veces por mis estudios y mi profesión), quería trabajar logrando que las empresas y la sociedad en general fuese más sostenible desde una óptica social y ambiental, lograr que las actividades económicas siguieran generando empleo y desarrollo, sin por ello comprometer la conservación de los recursos naturales o crear mayor exclusión social.

Eso persigo como mi proyecto, SOSTENIBILIDAD A MEDIDA, conseguir que las organizaciones de cualquier tipo cambien su modo de enfocar sus procesos de trabajo y funcionamiento (y ya de paso su cultura organizacional) para hacerlos más sostenibles sin perder por ello rentabilidad, teniendo en cuenta a los grupos de interés con los que interactúan y dando tanta importancia en sus balances anuales a la generación de riqueza y empleo como al impacto social y ambiental positivo derivado de su actividad. Además quería huir de la consultoría tradicional, buscaba un proyecto más implicado en los retos de sus clientes y que además contribuyera a construir procesos de cambio reales, que generaran un impacto positivo medible y quería desarrollar esa actividad siendo el primer y mejor ejemplo de cómo llevarlo a la práctica y ser una empresa rentable, yo quería crear y aplicar Constructoría en Sostenibilidad. Y claro, para unos este proyecto era casi una ONG, para otros había que hacer cambios en sus planteamientos para que pudiera ser una empresa, … el caso era que no acababa de encajar, y por momentos eso generaba una sensación parecida a la del Doctor Jeckyll y Mr. Hyde, en mi caso sería algo así como el extraño caso del Doctor Empresa y Míster Social.

sostenibilidad corporativa, sostenibilidad a medida

Fue entonces, cuando conocí a SOCIALNEST y descubrir que también en España había quien apostaba por eso que llamaban Emprendimiento Social, reforzó mi planteamiento y me quitó muchas dudas. Ahí perdí los complejos, descubrí mi TRIBU, la de los EMPRENDEDORES SOCIALES, y en ella la idea sobre la que se concebía SOSTENIBILIDAD A MEDIDA tenía sentido tal cual y es que si hasta ahora ni empresas ni ONG habían sabido encontrar ese equilibrio entre los aspectos económicos de la actividad empresarial y el impacto social y ambiental asociado, puede que una tercera figura, la de la EMPRESA SOCIAL, lo lograra, aunque por ahora no haya una figura legal que identifique claramente este tipo de empresas, pero … por encima de todo esto están los valores con los que se dirigen y esos estaban y siguen estando muy claros.

Una de las primeras cosas que encuentras cuando estas en la TRIBU, y personalmente destaco de SOCIALNEST, es que se acaban los ¿por qué?, ya nadie te va a preguntar por las razones que te motivan a buscar ese equilibrio entre empresa y sociedad, ahora todo lo que te van a preguntar va a ser ¿Cómo?, descifrar las claves de tu modelo de negocio, de los procesos claves del funcionamiento de tu empresa, la estructura en la que se va a sostener, cómo aportar valor a tus clientes y a la sociedad y además medirlo y comunicarlo, o crear tu estrategia comercial y su plan financiero, hay que ponerse manos a la obra!!!

Y en ese trabajo de descifrar, los mentores con los que te vas encontrando en este camino juegan un papel clave, ya sea para hacer más llevadero el duro, empinado y sinuoso camino que supone llevar a la práctica una iniciativa empresarial, como sabiendo dar consejos certeros, que les ha brindado la experiencia, para obtener la información necesaria y saber aplicarla a tu proyecto. Con frecuencia te dirán: Eres un monstruo!!! (o una monstrua …) pero unas veces será por tus avances y otra porque parecerá que tu idea, tan genial y perfecta que era al principio, a fuerza de incorporar conceptos, reflexiones y modelos cada día te recuerda más al jovencito Frankenstein, un cúmulo de retales y trozos, que acaban por funcionar, pero cuya apariencia no es precisamente seductora, al menos desde fuera.

Son muchas y muy diferentes las herramientas que el proceso de incubación y creación de una empresa social (en mi caso fundamentalmente a través de SOCIALNEST) has de incorporar a tu proyecto, y lejos de tomarlos como asignaturas que hay que superar con una nota, hemos de tomarlas como capacidades y destrezas que se nos ofrecen para que apliquemos en nuestros proyectos, en mayor o menor medida, pero que correctamente usadas, contribuyen a mejorar el mismo. De ahí que lo que por momentos pueda parecer un cúmulo inconexo de enfoques, herramientas y documentos, fruto del trabajo diario se convierta en capacidades casi de superhéroe. Si al principio uno se siente raro, pensemos en lo raros que podrían sentirse los miembros de la Patrulla X, sin embargo pusieron sus “rarezas” al servicio de mejorar el mundo.

Eso es precisamente el éxito de las empresas sociales y el ecosistema que las rodea, lograr que emprendedores con “rarezas” asociadas a su motivación por contribuir a mejorar social o ambientalmente este planeta, tengan una oportunidad de poner en marcha su proyecto y hacerlo su trabajo, porque su modo de vida ya lo es. Sólo que en lugar de la Patrulla X, los héroes que se toman como referentes son Cristóbal Colón y el proyecto de La Fageda, Gema de Slow Fashion Spain o Sophie de Vakili, que quieren que la moda no sea tan efímera y contribuya a fomentar unos valores diferentes, Francisco Polo y su motivación por empoderar a la gente y darles voz para combatir las injusticias o Pedro Delgado y Aquaphytex, un sueño de llevar agua potable a lugares donde no tienen acceso a ella con la filosofía del To’palantismo.

¿Tú también te sientes un emprendedor con este tipo de rarezas? Puede que también seas un emprendedor social.

Juanjo Amate – Emprendedor Social comprometido con la sostenibilidad, Director de Sostenibilidad a Medida
Texto que acompañó a la charla realizada en ESIC Valencia el pasado 28 de Octubre, puedes ver las imágenes que la ilustran en este enlace.

@SOStamedida

Hacemos rentable el compromiso con la sostenibilidad de las empresas

sostenibilidad corporativa, sostenibilidad a medida

  9 comments for “Sostenibilidad a Medida, una empresa rara

  1. 04/04/2014 at 20:57

    Esto es realmente genial, eres un blogger muy profesional. Me he unido a tu RSS y deseo disfrutar más cosas en este gran blog. Además, !he compartido tu sitio en mis redes sociales!

    Saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *